La MIP Engenharia fue fundada en 1961 ya lo largo de su historia, ya recibió más de 50 premios y participó y participó en las principales obras industriales del país, contribuyendo al éxito de sus Clientes y al desarrollo de Brasil.
El primer contrato en 1961 fue la ejecución de los servicios de montaje de la laminación de placas en la USIMINAS en Ipatinga, Minas Gerais. En los 20 años siguientes, USIMINAS y VALE con sus proyectos de expansión por el país firmaron otros numerosos contratos con la MIP. Muchos otros importantes clientes, en los más diversos sectores, se unieron a la historia de éxito y al portafolio rico de trabajo y experiencia de MIP Engenharia.
En 1970, la MIP adquirió su primera sede propia en la Avenida Nossa Senhora do Carmo, en el Barrio Sion, en Belo Horizonte, Minas Gerais. En 1988, la empresa se mudó a las nuevas instalaciones, donde tiene sus operaciones hasta hoy, con mayor infraestructura y facilidad de acceso para clientes, proveedores, socios y colaboradores. En el barrio de Palmeiras, en Belo Horizonte, Minas Gerais, en un área total de 39.000m², con oficinas, comedor, almacén, taller de mantenimiento, salas de entrenamiento, áreas de recreación y mucha área verde, el cambio fue ocasionado por el aumento en la demanda de servicios y por la necesidad de alineación en la búsqueda de mayor capacidad productiva.
Desde siempre, el negocio de la MIP es transformar ideas y proyectos de ingeniería en negocios sostenibles. Esta definición de negocio permite ofrecer soluciones completas para los clientes como proyectos EPC – Engineering, Procurement, Construction (forma de contratación donde la empresa es responsable por la elaboración de los proyectos ejecutivos, por la compra de los equipos y materiales necesarios y entonces por la construcción) y Turn Key (tipo de operación empleada en procesos licitatorios en el cual la empresa contratada está obligada a entregar la obra en condiciones de pleno funcionamiento).
Además, la ética siempre ha sido un valor muy fuerte en la MIP Ingeniería y ha sido la base de nuestras acciones a lo largo de estos más de 59 años de existencia. En la MIP, nuestros negocios son conducidos de acuerdo con los estándares éticos más elevados, y nuestros colaboradores siempre están empeñados en desarrollar y perfeccionar la cultura organizacional fundamentada en la ética e integridad. La Alta Dirección de la MIP cree que no puede haber atajos éticos en el camino de la empresa y por eso, refuerzan diariamente el compromiso de tomar las decisiones de negocios basados ​​en los principios éticos y legales.

COMPROMISO DE LA ALTA DIRECCIÓN CON EL COMPLIANCE
La Alta Dirección de la MIP ejerce los papeles de liderar por el ejemplo y promover las acciones de compliance.
Los miembros de la Alta Dirección de la MIP acompañan periódicamente las acciones de compliance desarrolladas en la empresa y la planificación de acciones futuras.
Además, declaran pública y ostensiblemente la importancia de los valores de la empresa y de las políticas que componen el Sistema, sea por intermedio de manifestaciones explícitas, internas o públicas, ya sea en la forma oral o escrita.
El compromiso de la Alta Dirección con el Sistema de Cumplimiento de la MIP está claro también para terceros, clientes y sociedad en general.
En el caso de indicios de falta de efectividad de las medidas de cumplimiento, o de la ocurrencia de irregularidades, la Alta Dirección garantiza medios para que se hagan las mejoras necesarias en el Sistema de Cumplimiento y se adopten las medidas correctivas cabales.
La Alta Dirección garantiza que los gestores de la MIP son enfáticos en cuanto a la no tolerancia del cometido de actos lesivos contra la empresa y sus stakeholders, aunque eso signifique, en última instancia, dejar de hacer negocios.

COMPOSICIÓN ACCIONARIA DE LA MIP
La MIP es controlada por la MIP Holding S.A Societaria FATTO PARTICIPACIONES LTDA. que es su principal accionista con 90,86% de las acciones de la empresa.